domingo, 16 de noviembre de 2014

Desvaríos de lectora: Etiquetas y etiquetados

¡Hola lectores! Ya tenía ganas de volver al ataque con un Desvarío, pero por desgracia estas últimas semanas han sido un caos absoluto y solamente podía desvariar acerca de cosas de la universidad. Parece que el temporal ha pasado un poco y vuelvo a poder sacar algo del tiempo para el blog. Y lo bueno es que, aunque no he tenido tiempo para escribir, al menos si que he podido pensar en algunas de esas cosas que me llaman la atención del mundo literario. Como por ejemplo, las etiquetas. 

Cuando voy a una librería, siempre tiendo a ir en primer lugar a la zona de Fantasía. Después de haber examinado todos los títulos de esa sección, paso a vagar sin rumbo definido por las demás a la espera de alguna portada que me llame la atención. La función de una etiqueta es, por lo tanto, guiar al lector para que sepa más o menos lo que va a encontrar entre las páginas de ese libro. 

Hasta aquí es todo muy fácil y muy bonito. Pero una etiqueta en realidad no te aporta mucha información. Por supuesto está la sinopsis, pero ahora quiero centrarme solamente en esa pequeña descripción que proporciona la etiqueta. El primer problema que aparece es que, por continuar con el ejemplo de los libros de fantasía, una novela de corte medieval en la que salen dragones no es lo mismo ni por asomo que una en la cual una heroína recorre las calles de Manhattan decapitando vampiros. Pero otros pensaron en eso y crearon los subgéneros: fantasía épica para unos y urbana para otros. 

Vale, problema resuelto. Sin embargo... ¿no os habéis encontrado alguna vez con un inclasificable? Uno de esos libros que contiene de todo. Absolutamente de todo: misterio, romance, aventura, ciencia ficción, elementos fantásticos... ¿Qué hacemos con un libro así? Meterlo a empujones dentro de una categoría que en realidad no le hace justicia. Pero por otra parte, siempre es genial que una novela te sorprenda en este sentido. 

¿Y cuando los límites entre categorías no están bien definidos? Ahora vengo con una duda que me lleva rondando por la cabeza desde hace mucho. ¿Hay alguna diferencia entre una novela post-apocalíptica y una distopía? A mí me gusta pensar que sí, que las novelas post-apocalípticas son una lucha constante por la vida mientras que las novelas distópicas poseen una nueva sociedad aparentemente perfecta pero que en realidad está podrida hasta las entrañas. Al menos esto es lo que yo creo, pero necesito conocer vuestra opinión para salir de dudas. 

Quiero dejar claro que a mí las etiquetas no me parecen ni bien ni mal. Pueden ayudar en muchas ocasiones, pero tampoco pierdo demasiado tiempo con ellas. ¿Pero cómo debe sentarle a un escritor que encasillen a su obra dentro de un género al que él o ella no considera que pertenece? Ahí os dejo eso. 

Y ya para acabar, algo que me molesta no sabéis hasta qué punto: etiquetar a personas, no a libros. Si lees ciencia ficción o fantasía eres un friki. Si lees novela rosa eres una frustrada (porque por supuesto es algo de mujeres, los hombres no leen novela rosa, la de etiquetas que les podrían colgar si se les ocurriese...). Si leer libros juveniles siendo adulto eres un inmaduro y puede que incluso un perturbado. Si no os ha tocado directamente a vosotros ser unos etiquetados, seguro que conocéis a alguien a quien le han colgado algún título de estos. Por supuesto pasa en muchísimos otros ámbitos de la vida, pero recordad que el blog va sobre libros, así que no voy a combatir todas las injusticias del mundo, solamente esta. 
¿Qué nos pasa? ¿Por qué nos vemos obligados a juzgar a alguien por lo que lee? Si lees ciencia ficción o fantasía puede que tengas una imaginación desbordante a la que necesitas dar rienda suelta de algún modo. Si lees novela rosa quizá sea porque tienes una vena romántica y soñadora. Y si lees libros juveniles siendo adulto es posible que conserves una pizca de esa dulzura e inocencia infantil. ¿Algo de lo que he dicho os parece malo? 

Lo que quiero decir con esta entrada es, por una parte, que las etiquetas pueden ser una herramienta útil para el lector, pero que no deberíamos formarnos una opinión acerca de un libro solo con leer esa diminuta descripción. Y sobre todo, esta entrada va dirigida hacia los etiquetados. Que os entre por una oreja y os salga por la otra. Leed lo que os apetezca y disfrutar de todas vuestras lecturas. Nunca dejéis de descubrir un buen libro por el miedo a lo que pensarán los demás. Ellos se lo pierden. 


14 comentarios:

  1. Estoy de acuerdo contigo. Yo leo de todo y lo que me apetece en cada momento. De hecho paso mucho por la sección juvenil de mi biblioteca y no soy la única adulta que veo por allí :)
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      Me alegro mucho de oír eso, a ver si vamos tirando poco a poco esas ideas tan anticuadas. Cada uno que haga lo que quiera que no nos metemos con nadie xD
      ¡Gracias por pasarte! Nos leemos :D

      Eliminar
  2. La verdad es que a mí las etiquetas, cuando referidas a los libros, no me molestan. Ahora, cuando yo soy una rara por leer fantasía o por leer romántica (cuando la leo), no lo soporto. ¿Y qué si leo fantasía? ¿Y qué si leo juvenil? ¡Leo lo que me da la gana, ni más ni menos! Y no tienen derecho a mirarme mal, sobre todo cuando muchos de los que lo hacen no han leído un libro de verdad en su vida Dx
    Bueno, siento haber empezado a despotricar, paro ya antes de pasarme ;)
    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      Esa es una de las cosas que más me molestan a mí, que los que no han tocado un solo libro jamás sean los que más se llenan la boca con todo eso. La verdad es que algunas personas con solo abrir la boca demuestran una incultura que vamos xD
      ¡Muchas gracias por pasarte! Un abrazo :D

      Eliminar
  3. Yo siempre acabo discutiendo xD odio las etiquetas, como digas que lees novela romántica ya te ponen miradita y usan ese tonillo que no se ni como describir xD y me mosqueo y luego viene la coletilla de: en fin tu sabrás... si te gusta... si lees juvenil te preguntan que si no eres mayorcita, en fin así con todo jajajay lo de las etiquetas de libro me desquicia un poco sobre todo en las librerías porque nunca se donde buscar, estará en juvenil? estará en fantasía? lo habrán metido en adultos? xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      Yo no suelo leer mucho ese tipo de libros, pero me pone malísima esa gente que se ríe de los que leen romántica o erótica (sí, sí, tal cual, los hay que tienen la poca vergüenza de reírse). Alguna que otra discusión si que he tenido por eso xD
      ¡Gracias por pasarte! Nos leemos :D

      Eliminar
  4. Tu entrada me ha servido para reflexionar... La verdad es que a veces yo soy de esas personas que opinan que un libro será malo por ser de tal o cual género antes de haberlo leído. Pero luego también soy de las que recibe alguna miradita de vez en cuando por leer distopías juveniles, así que... una de cal y otra de arena xD
    Gracias por ponerme frente a mis errores, así es como se crece como persona y como lector :)

    Un saludo :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      No te negaré que en alguna ocasión a mí también me ha pasado. Sobre todo con la literatura romántica, que es un género que yo antes ni pisaba, hasta que me dio por leer Al rojo vivo, de Nora Roberts, en realidad sin saber que era una novela erótica (con ese título debería haber sospechado, pero pensaba que era una novela de aventuras... cosa que en gran parte también es xD) y me encantó. Ese día me tuve que tragar mis palabras y tener la mente más abierta :)
      ¡Muchas gracias por pasarte! Nos leemos :D

      Eliminar
  5. Hola! Te he nominado al premio "best blog", si queres pasate a ver la entrada :) besos y felicitaciones :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      Muchas gracias, en seguida me paso ^^ ¡Nos leemos!

      Eliminar
  6. Hola!
    En muchas ocasiones es muy difícil etiquetar los libros en una o pocas categorías. Pero el problema surge cuando te fías de las etiquetas y el libro que has escogido no tiene nada que ver con la etiqueta.
    Una muy buena entra, me ha gustado mucho.
    Saludos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      Pienso lo mismo que tú, si solamente te fías de las etiquetas luego siempre te acabas llevando una decepción, es mejor ir con la mente abierta.
      ¡Gracias por pasarte! Nos leemos :D

      Eliminar
  7. Las etiquetas en literatura me parecen algo muy limitado, no pueden realmente definir por sí solas a un libro. A no ser que hubiera alguna manera de poner varias etiquetas en un solo libro, cosa que sí se puede hacer en los libros que se venden por internet. Lamentablemente, los géneros y subgéneros son la forma más eficiente de dividirlos hasta ahora. Sí surgen cada tanto libros inclasificables, algunos se convierten luego en el nacimiento de nuevos géneros, nuevas etiquetas con nombres creados para esa nueva categoría.
    En cuanto a las etiquetas sobre las personas, eso me parece algo detestable. Yo ya he cruzado la barrera de los veinticinco, y reconozco que no puedo leer todos los libros que veo que están de moda porque mis gustos no son los mismos, pero hay muy buenas obras que pueden disfrutarse sin importar la edad. Y lo de clasificar a la gente por los géneros que lee es horrible. Yo soy la persona con el humor más negro del mundo, soy feliz en mi noviazgo, y aún así me encanta el género romántico. Soy una cursi total para elegir libros. Ojo, también soy muy exigente con lo que leo, pero que me he tragado alguna historia sin sentido solo por el romance, lo he hecho. Así que en la vida, somos todos inclasificables :P Muy bueno el tema del desvarío. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Jaz!
      Me ha gustado muchísimo tu comentario, me quedo sobre todo con eso de que "somos todos inclasificables" para usarlo en alguna discusión futura porque es un argumento imposible de rebatir.
      Eso que mencionas del nacimiento de un nuevo género me ha hecho pensar, creo que me dará para otro desvarío porque, ¿quién decide cuándo se crea un género nuevo?
      Me parece genial que leas lo que más te gusta, da igual tu edad, tu ciudad de origen o lo que sea, tienes todo el derecho del mundo de leer lo que te venga en gana y cuando te apetezca. Me alegro muchísimo de encontrarme con personas que piensan así ^^
      Muchísimas gracias por pasarte. ¡Un abrazo guapa!

      Eliminar

¡Hola! Estoy deseando conocer tu opinión acerca de esta entrada, no te cortes y deja un comentario :)